jueves, 28 de julio de 2011

Ausencia

Parece que fué ayer cuando ví tu cara,
me dijiste que estabas orgulloso de mí, pero yo me alejé
si sólo hubiera sabido lo que sé hoy...

Te abrazaría en mis brazos,
te quitaría todo el dolor,
gracias por todo lo que has hecho,
te perdono todos tus errores
no hay nada que no pudiera hacer
para escuchar tu voz otra vez
a veces quiero llamarte
pero sé que no estarás ahí.

Discúlpame por culparte
por las cosas que yo no podía hacer
y me he lastimado a mí misma, lastimándote a tí.

Hay días en lo que me siento decaída pero no lo admito
a veces me quiero esconder porque eres tú lo que más extraño
y es tan difícil decir adiós
cuando se trata de ésta manera.

Me dirías que me equivoqué?
Me ayudarías a entender?
Me estás viendo desde arriba?
Estás orgulloso de lo que soy hoy?

No hay nada que no haría
por tener una última oportunidad
para mirarte a los ojos
y verte mirándome.

Discúlpame por culparte
por las cosas que yo no podía hacer
y me he lastimado a mí misma, lastimándote a tí...

Si tuviera un día más
te contaría cuánto te he extrañado
desde que estás lejos,
es peligroso
es tan fuera de contexto
intentar rebobinar el tiempo.

Discúlpame por culparte
por las cosas que yo no podía hacer
y me he lastimado a mí misma, lastimándote a tí.

Pa: hoy se cumplen 7 años que ya no estás, las cicatrices parecen imperceptibles pero aún duelen como el primer día...

miércoles, 20 de julio de 2011

Amiga

 ... En el almanaque el día del amigo tendría que ser un círculo infinito y no un cuadradito, porque la amistad no es un encierro limitado por cuatro lados, sino una apertura permanente, un universo que se abre para que el sentimiento vuele, pájaro luminoso, y para que todo lo que somos y lo que tenemos se multiplique en un sinfín de espejos milagrosos.
Soy tu amiga y te quiero porque, una vez me prestaste tu pañuelo para secar mi llanto y nunca me pediste que te lo devolviera.
Soy tu amiga y te quiero porque, muchas veces tendiste tu interés hacia mí, como un puente invisible, para que las palabras de mi confidencia fueran desde mi voz hasta tu pensamiento con la confiada desnudez de un jazmín... y las recogiste cariñosamente, haciendo con ellas un ramito de recuerdos, sin olvidarlas nunca.
Y porque me abriste la puerta de tu corazón sin esconder nada de lo que tenías dentro de él, y me dejaste tocar la traslúcida piel de tu alegría y tu esperanza sin ponerte en guardia, con esa generosidad temeraria que da la confianza.
Soy tu amiga y te quiero porque, comprendiste mis temores y mis debilidades, porque nada de lo mío te ha resultado jamás indiferente, porque no te eregís en juez para juzgar mis actos, sino que te ponés de mi parte, defendiéndome ante los demás aunque a veces no estés de acuerdo con mis convicciones o mi manera de encarar las cosas.
Soy tu amiga y te quiero porque, sin que nadie nos vea, me has quitado la venda de los ojos y ma has hecho ver la realidad, porque podemos compartir la palabra "compartir", porque no nos sonrojamos cuando decimos que lo más importante en la vida es el amor, porque guardamos boletos capicúas, florcitas secas entre las páginas de los libros, porque subrayamos las frases que nos conmueven...
Y, fundamentalmente, porque aunque no nos veamos ni nos hablemos por un tiempo, estás cuando te necesito y estoy cuando sé que me necesitas.

Poldy Bird.

Dedicado a mi gran amiga Vanesa, 17 años de amistad llenos de momentos compartidos.

lunes, 18 de julio de 2011

Bailando descalza



Mirando videos encontré ésta canción que hacía muchos años no escuchaba, ni siquiera recordaba que era de Patti Smith.

sábado, 16 de julio de 2011

Aquella que fuí

Tantas cosas para decir, tanto es lo que siento que me oprime el pecho…no me reconozco, aquella que  fuí, ya no está, se perdió en algún lugar, en algún momento desde tu llegada a mi vida, desde que surgiste de la nada, no hago otra cosa que pensar en vos. Me cuesta horrores manejar lo que siento, debo admitir que no puedo, se me hace imposible, esto de quererte casi que duele. Todos los días me pregunto por qué, por qué así, de esta manera, tan rápido, tan de imprevisto? Por qué vos, por qué la coraza que se  mantuvo intacta durante tantos años se desmoronó como si fuera un castillo de naipes, en tan poco tiempo?  Por qué me permití ésto, cuando me dije una y mil veces que no volvería a cometer el error de dejar que otro se adueñara de mí?… Maldita jugada del destino… pero más ilusa yo que me creí omnipotente, creyendo que nada  iba a pasar y te dejé entrar, me dejé arrastrar hasta el fondo, sabiendo que ésto es sólo mío, que soy la única que quiere, que soy la que cada vez que te tiene cerca tiembla, aunque quiera negarlo, aunque me quiera hacer la dura, para qué seguir mintiendo si sé como es mi triste realidad?
Sé que esos pocos momentos que estoy a tu lado no quiero que pasen las horas, que cada beso que te doy es como un soplo de aire que entra en mis pulmones, para qué negar que me acerco a oler tu perfume para que tu aroma se impregne en mi nariz y sea una forma más de sentirte cerca cuando estás lejos, para qué mentir sabiendo que cada caricia tuya me eriza la piel, que siento un escalofrío que me recorre todo el cuerpo?… No, no sirve  seguir aparentando algo que no es.
Pese a todo, hay algo mucho peor, el saber que vos no estás ni estarás nunca para mí, que sólo soy una más, como dijiste: “cuando  sale una, entra otra, es simple…” Simple para vos, para mí eso fué como un puñal, tu ambivalencia es como un puñal, tu forma de  ser, de estar o no estar según tus ganas, es como un puñal, tus silencios, algunos de tus comentarios, son como un puñal.
Pero lo más lamentable, es que aún doliéndome, aún teniendo la certeza de que no va a haber entre nosotros más que esto que tenemos… yo sigo queriéndote, sigo dejándote entrar en mi corazón, un poco más cada día, sigo sin poder controlarme, sigo soñando con que alguna vez vos sientas de igual manera… soy una idiota, que aspiraciones las mias.
Quiero esconderme, quiero desaparecer, quiero encontrar la forma de alejarme, quiero no sentir, quiero ser nuevamente aquella que una vez fuí.
(22 de Agosto 2010)

No vas a decirlo

No vas a decirlo, porque decirlo es darse cuenta y darse cuenta es poner sobre la mesa los sentimientos, boca arriba, jugando un póquer abierto, peligroso, muy peligroso tratándose de vos y de mí. Qué esperamos nosotros de nosotros? Yo nada, pero vos… vos seguís aferrado a las mentiras, sos capaz de seguir aguantando las relaciones circunstanciales que no te conducen a nada, seguir caminando por la calle, tan campante, sin llamarme por teléfono para que te acompañe, con toda la necesidad que yo tenía de hablar con vos, de hablar con alguien que pudiese entender que la vida me la van llevando las hormigas del silencio, de a poquito.
La vida… que lujo cuando vivirla era VIVIRLA, cuando para sentir no había que pedirle permiso a nadie . Esta es una historia  vivida dos veces, será por eso que dicen que nunca las segundas partes fueron buenas… O que sé de memoria todo lo que no vas a decir, que es mucho más fuerte que saber de memoria lo que vas a decir.
No vas a decir:
- Te quiero-
- Te necesito-
- Quisiera estar con vos.
- Anoche te extrañé tanto.
- Ayer a la tarde, caminando bajo la lluvia, pensaba en nosotros.
- No puedo más, quiero verte ahora.
No  vas a decir:
- Estoy celoso-
- No quiero que mires a otro.
- Vos sos mía-
No lo vas a decir.
Y yo ya no me aventuro a imaginarme que aunque no lo digas, lo pensás o lo sentís.
Lo que no sabés… es que no te exigiría absolutamente nada más de lo que ahora hiciste por mí… si me hubieses dicho todas las cosas  que no decís por miedo de que te exija que las cumplas… pero no, porque yo no soy tan importante para vos.
Esta es una historia vivida dos veces, sólo los seres humanos tropiezan dos veces con la misma piedra… Otra vez me arranqué el corazón, lo puse en la palma de mi mano y lo ofrecí… estoy temblando, porque tengo miedo, si cae mi corazón al suelo nuevamente, nadie podrá salvarlo. … Y nuevamente, cayó...
 
Poldy Bird

Madrugada

Son las 2 de la mañana y no me puedo dormir, no sé si es por el café que acabo de tomar o por el “matete psicológico” que padezco derivado de todos los impulsos que cometí este último tiempo, demasiados pensamientos rondan por mi cabeza, ni siquiera puedo darles un número de orden para saber exactamente en cuál de todos me salí del cauce, en cuál de ellos dejé de ser la que era para convertirme en esto que no sé bien que es.
Ni siquiera puedo concentrarme para escribir algo que sea medianamente entendible, divago demasiado, estoy pensando que afuera está nublado y parece que va a llover, estoy pensando en que me gustaría estar en al cama haciendo vaya uno a saber que cosas, estoy pensando en que quiero dejar de pensar… De nuevo me perdí, qué iba a escribir? Es que mi mente se puso a cantar “Follow you, Follow me” de Génesis (canción que estoy escuchando) y las ideas se fueron para otro lado, las busco pero no las encuentro, que desastre.
Ya las 2.30 y no logré nada, ni tener sueño, ni escribir algo coherente, nothing, no importa, mejor me voy a preparar otro café…


(28 de noviembre 2010)

Recuerdos

Hoy no fué un día fácil, hoy recordé que soy persona…hoy lloré, un llanto incontenible, que salió desde adentro de mis entrañas, lágrimas que parecían doler más de la cuenta, será, tal vez, porque siempre trato de contener mis emociones hasta el límite, que cuando deciden aflojar, sin permiso, se toman su tiempo, y tardan en cesar.
Siempre digo que el pasado, es eso, pasado, lo que fué quedó atrás, sin posibilidades de remediar lo acontecido, pero en días como hoy, quisiera tener una lámpara mágica y poder pedirle al genio que me conceda el deseo de retroceder en el tiempo, volver a tener a mi papá cerca, a ese día, cuando llegó al hospital donde estaba July, a ese día en que la puerta del ascensor se abrió y lo ví, nuevamente, después de tres años de ausencias y silencios, para estar acompañandome en uno de los peores momentos de mi vida, y recuerdo ese día porque fué cuando sin decirnos nada, nos fundimos en un abrazo, cuando me acurruqué entre sus brazos y apoyé mi cabeza en su pecho y sentí esa contención que estaba necesitando, no importó todo lo que habíamos vivido, todo lo que nos perdimos, todo lo malo, las idas y vueltas, los rencores, los repoches, nada pero nada de eso importó porque me sentí nuevamente, “la nena de papá”.
Hoy recordé que fué uno de los últimos momentos que estuvimos juntos, después de que todo hubiera salido bien con July, tuvo que volver a Córdoba, con la promesa entre los dos, de mantener el contacto, de tratar de reanudar el vínculo, pero lamentablemente, la vida tiene cosas que son inexplicables… nunca más pude volver a hablar con él, porque partió hacia “otra vida”, de repente, me encontré sin papá de nuevo, pero esta vez era definitivo… y hoy recordé que me duele su ausencia, que me provoca impotencia saber que me quedaron muchas cosas en el tintero, decirle por ejemplo, que pese a todo nunca dejé de amarlo, que las cosas malas que hizo fueron perdonadas en el mismo momento que se abrió la puerta del ascensor, decirle que lo necesito, que quisiera volver a acurrucarme entre sus brazos y volver a ser por un instante, “la nena de papá”, aún con mis 32 años…
Hoy recordé este inmenso dolor, que llevo en el alma.


(9 de Febrero 2011)
I still haven’t found what I’m looking for

Dream

Luego de una noche en que lograr conciliar el sueño se convirtió casi en una misión imposible, decidí acostarme un rato por la tarde tratando de buscar algo de descanso… finalmente lo conseguí pero tuve un sueño breve, del que aún recuerdo algunas partes, soñé que me encontraba parada en la cocina, con el celular en la mano, pensando si mandaba un mensaje o no, mensaje que al final, en dicho sueño, mandé, mensaje que decía: “No sé que estás haciendo, pero yo tengo muchas ganas de verte”, no me pregunten cómo es que recuerdo las palabras exactas (supongo que me falló el subconsciente) pero fué así y luego de unos minutos, me encontraba parada nuevamente en la cocina pero “él” ya estaba detrás mío, con sus manos rodeando mi cintura, sentía su aliento en mi cuello, hasta que lograba girar hacia “él” y sentir como su boca se unía con la mía, en un beso profundo… y otra vez, sentía esas manos acariciar mi cintura con fuerza, presionando cada yema de los dedos sobre mi piel…
Lamentablemente, desperté de repente, eso es lo bueno y lo malo de los sueños, hasta que uno logra despertarse del todo, tiene la impresión de haber vivido lo que soñó, luego se cae en la realidad de que no fué más que eso… y ahora me queda en la mente, ese “dejo” de lo que pudo haber sido.
No sé que es peor, si no poder dormir o dormir y soñar con “él”.

(cualquier similitud con la realidad, es pura coincidencia)

Necedad

Error, es tener la esperanza de esperar algo de alguien.
Estupidez, es tener la esperanza de esperar algo de “ese” alguien que sabés nunca va a llegar.